Avales

Avales

3 de diciembre de 2016

Laos Wild Phongsaly

Laos oficialmente República Democrática Popular Lao es un país sin salida al mar del sureste asiático. Limita con Birmania al noroeste; con China al norte; con Vietnam al este; con Camboya al sur y con Tailandia al oeste. Como podemos apreciar es un lugar rodeado de té y de historias.
El territorio actual de Laos perteneció al reino de Lan Xang entre los siglos XIV y XVIII. Tras el periodo colonial, en el que el país fue una colonia francesa, consiguió la independencia en 1949.

En este articulo vamos a destacar a la provincia de Phongsaly, en el extremo norte de Laos, las plantaciones de té  son únicas con grandes árboles de té (Camellia sinensis),  Su clima aquí es perfecto para el cultivo de té - inviernos de niebla fría y cálidos veranos lluviosos. La capital de esta provincia, también llamada Phongsali, se encuentra en las laderas del Monte Phu Fa a 1625m sobre el nivel del mar. Llegar allí es bastante difícil ya que toda la zona está lejos de cualquier carretera pavimentada o el aeropuerto. La mayoría de las personas usan el río local para el transporte. El viaje toma generalmente tres días. Debido al aislamiento, la gente en Phongsali tiene un estilo de vida simple y natural. En este ambiente hermoso y ecológicamente limpio se cosechamos y se fabrica el té de Laos.


En el día de hoy vamos a presentar un té negro de teegschwendner, que nos ha sorprendido por sus aromas y sabores.
Si quieres conocer más de este y otros tés podes inscribirte al Curso de Maestro de Té en Gyokuro Círculo Argentino del Té

27 de noviembre de 2016

El té como alimento funcional

Mucho se ha hablado del té y sus propiedades, ¿pero son ciertas estas propiedades? analicemos primero que es un alimento funcional.


Un alimento se puede considerar funcional si se demuestra científicamente que beneficia a una o varias funciones orgánicas, mejorando el estado general de la salud y reduciendo el riesgo de padecer enfermedades.

En un estudio realizado por el Dr Karori y colaboradores en el año 2007 encontraron que la composición química del té es multifacética, consistente en polifenoles (catequinas y flavonoides), alcaloides (cafeína,Threobromine, teofilina), aceites volátiles, polisacáridos, aminoácidos, minerales y otros compuestos no caracterizados. 

Las Catequinas Constituyen 15,00% a 30,00% del peso seco de las hojas de té verde, frente a 8,00% a 20,00% de oolong y 3,00% a 10,00% de té negro  según la investigación del Dr Amidor publicada en el año 2009.Estos componentes y en especial las catequinas y los favonoides presentes en mayor proporción en el té verde y el té blando, esto lo demuestra las investigaciones del Dr Kajika en el 2004 donde informa que el extracto de té verde contiene seis catequinas primaria, a saber epicatechin (EC), Epicatequina galato (ECG), epigalocatequina (EGC) y epigalocatequina3 Galato (EGCG). 

Estas catequinas tiene un importante poder antioxidante he intervienen en diferentes
funciones del organismo como mejorar el nivel del colesterol ayudando a reducir el colesterol LDL, otra de sus funciones es la  inhibir la lipasa intestinal disminuyendo la absorción del colesterol de la dieta, y como buen antioxidante evita el daño celular esto ayuda a prevenir algunas enfermedades como el cáncer. "Un estudio publicado en la The American Journal of Clinical Nutrition informa que una alimentación saludable a la que se le agrega té verde ayuda a mantener un peso saludable, otro estudio publicado en el Journal Periodontology informa que el té verde previene la gingivitis" 

Un estudio reciente de la Dra Filip investigadora del Conicet demostró que el té verde argentino tiene una importante concentración de catequinas y que el mismo es comparable con la concentración de catequinas de los tés de China, japón e India.
Si te interesa conocer más sobre esta maravillosa infusión te recomendamos el Taller de Té y alimentación saludable que dictamos en Gyokuro Círculo Argentino del Té



Por todo este llegamos a la conclusión que el té es un alimento funcional y lo recomendamos incluirlo junto con una dieta saludable, para ello es muy importante su preparación, en general los tés verdes deben infusionarse a una temperatura de hasta 80° durante 1 a 2 minutos y el té blando a una temperatura de 70° a 75° durante 3 a 4 minutos






Autor: 
Horacio Bustos Sommelier, director de Gyokuro Círculo Argentino del Té
Dra Analía Yamaguchi médica nutricionista MN 113614. Htal Italiano de Buenos Aires

13 de noviembre de 2016

Melaleuca alternifolia ¿Árbol del Té?

Comúnmente se la llama a esta planta árbol de té, pero no debe confundirse con la Camellia sinensis



¿Pero de donde viene esta confusión?

En 1770, en los viajes de exploración por la costa sureste de Australia el Capitán británico James Cook, estaba acompañado  por el botánico Sir Joseph Banks quien observó la abundancia de una planta en forma de arbusto de hojas densas, pegajosas y aromáticas que los aborígenes usaban para distintas afecciones de la piel, esta planta parecía té puestas en cocción, y se la da a tomar a Cook quien pensó que estaba tomando té de allí su nombre.

Veamos de que se trata  esté arbol
Nombre científico: Melaleuca  alternifolia
Nombre popular: comúnmente conocida como corteza de papel de hojas angostas (Narrow-leaved Paperbark), árbol del té de hojas angostas (Narrow-leaved Tea-tree) o nieve en verano (Snow-in-summer).

Es una especie de árbol o arbusto pequeño  que alcanza los 5 metros de altura. Hojas estrechas y aromáticas, lineares, 10-35 mm de largo y 1 mm de ancho. Las flores blancas crecen en espigas de 3-5 cm de largo. El fruto es pequeño y leñoso en forma de copa mide 2-3 mm de diámetro  del género de plantas Melaleuca, nativo de Australia.

Usos medicinales: actualmente se encuentran en el mercado jabones y crema para uso externo en dermatitis, acné y pie de atleta.

Efectos adversos: si se lo emplea a concentraciones más del 10% puede generar irritación, Si padeces alguna alergia a plantas o vegetales, en este caso alergia a la Melaleuca alternifolia, al eucalipto, a la familia de plantas Myrtaceae o cualquiera de sus componentes, no debe usarse, está contraindicado la ingestión de la planta, ya que bastan 5 ml para producir cuadros neurotóxicos (reporte de Groot 1992), en caso de embarazo y niños se debe aplicar bajo la recomendación de un medico. En caso de uso para animales se recomienda asesoramiento del veterinario.

Como podemos apreciar nada tiene que ver con la Camellia sinensis

Autora: Dra Yamaguchi, Analía 

24 de septiembre de 2016

La importancia del agua para preparar un buen té

Compartimos un párrafo del libro " "El Libro del Amante del Té" donde habla de la importancia del agua para infusionar las hebras, en Gyokuro creemos que para que un buen té se exprese, es importante el agua que se usa, por eso en el viaje que emprenderemos a Misiones, antes de visitar las plantaciones,visitaremos la planta de Agua de las misiones y realizaremos un Taller de Agua donde nos enfocaremos en enseñar cual es la mejor agua para un té.




17 de julio de 2016

Fangcun Tea Market

En el mágico e imponente mercado de té de Fangcun, China, adquiriendo exóticas hebras de té para nuestra escuela Gyokuro Círculo Argentino del Té, las mismas se degustarán durante el curso de Sommelier de té. 

Fangcun Tea Market esta localizado en la parte suroeste de Guangzhou,en la provincia de Canton,  Guangzhou esta situada sobre el río de las Perlas, es la ciudad más importante del sur de China. Su posición estratégica, muy cerca de Hong Kong, ha permitido que la ciudad se desarrolle con rapidez. 


En el Mercado de té se encuentran en exposición una gran variedades de té de todo el país (incluyendo Taiwán), materiales de embalaje, maquinaria para el té, y juegos de té y diversos estilos. 

Se estima que hay más de 3.000 tiendas, los tés provienen de de las provincias de Yunnan, Hunan, Fujian, etc.

Realmente es un lugar extraordinario y muy lindo, si estas por Guangzhou no te lo podes perder, pero te aviamos que con un día no te alcanza para recorrerlo. 







22 de abril de 2016

El té según George Orwell

Eric Arthur Blair (25 de junio de 1903-  21 de enero de 1950), más conocido por el seudónimo de George Orwell, fue un escritor y periodista británico, cuya obra lleva la marca de las experiencias personales vividas por el autor en tres etapas de su vida: su posición en contra del imperialismo británico que lo llevó al compromiso como representante de las fuerzas del orden colonial en Birmania durante su juventud; a favor de la justicia social, después de haber observado y sufrido las condiciones de vida de las clases sociales de los trabajadores de Londres y París; en contra de los totalitarismos nazi y estalinista tras su participación en la Guerra Civil EspañolaAdemás de cronista, crítico de literatura y novelista, Orwell es uno de los ensayistas en lengua inglesa más destacados de los años treinta y cuarenta del siglo XX. Sin embargo, es más conocido por sus dos novelas críticas con el totalitarismo y publicadas después de la Segunda Guerra Mundial, Rebelión en la granja (1945) y 1984 (1949), escrita en sus últimos años de vida y publicada poco antes de su fallecimiento, y en la que crea el concepto de «Gran Hermano», que desde entonces pasó al lenguaje común de la crítica de las técnicas modernas de vigilancia.
En 2008, figuraba en el puesto número dos del listado de los cincuenta escritores británicos de mayor relevancia desde 1945, elaborado por The Times.
El adjetivo «orwelliano» es frecuentemente utilizado en referencia al distópico universo totalitarista imaginado por el escritor inglés.


Si bien Orwel se le considera inglés a pesar de haber nacido en la ciudad de Motihari, en la India, pues ésta, en aquellos años, formaba parte de la administración colonial británica. No es extraño, entonces, que el escritor y periodista haya sido un gustoso del té, la bebida inglesa por excelencia, y que ya se nombraba desde el año 1650. En enero de 1946, cuatro años antes de su muerte, George Orwell dedicó unas líneas a la bebida que está estrechamente relacionada con las letras, al menos en la literatura inglesa: el té. El autor británico escribió un ensayo, una especie de manual compuesto por once reglas de oro para preparar una perfecta taza de té. A Nice Cup of Tea es una declaración sobre cómo se debe tomar el té para considerarse un auténtico británico:


  • En primer lugar se debe usar té de la India o Ceilán. El té de China tiene virtudes que no deben ser despreciadas en la actualidad (es económico, y se puede tomar sin leche), pero no lo encuentro muy estimulante; no te sientes ni más sabio, ni más valiente ni más optimista después de beberlo. Cualquiera que haya usado esta frase reconfortante: “una buena taza de té”, está hablando sobre el té de la India. 
  • En segundo lugar el té debe prepararse en pequeñas cantidades, es decir, en una tetera. El té preparado en termo siempre es de mal gusto, mientras que el té del ejército, hecho en una olla, tendrá sabor a grasa y a cal. La tetera debe ser de porcelana o loza. Teteras de plata o Britanniaware producirán té de inferior calidad, así como las ollas de esmalte. Curiosamente una tetera de peltre (una rareza en la actualidad) nos dará un té bastante aceptable.  

  • En tercer lugar debemos precalentar la tetera. Ser mejor colocarla sobre una fuente de calor que por el método habitual que utilizan algunos bebedores (echando agua caliente).  
  • En cuarto lugar el té debe ser fuerte. Para una tetera de un cuatro tazas, si se va a llenar casi hasta el borde, seis cucharadas colmadas serían lo correcto. En una época de racionamiento no se podrá realizarlo a diario, pero yo sostengo que una taza de té fuerte es mejor que veinte débiles. Todos los amantes verdaderos del té no sólo les gusta el té fuerte, sino que a medida que pasan los años, les gusta un poco más fuerte. Un hecho que lo ratifica es la ración adicional que se les pone a los jubilados. 
  • En quinto lugar el té se debe poner directamente en la tetera, sin filtros, ni bolsas de muselina u otros dispositivos para encarcelar al té. En algunos países se coloca un colador sobre la taza para recoger las hojas sueltas, debido a que suponen que son perjudiciales si se ingieren, pero se pueden tomar hojas de té en grandes cantidades sin que afecten negativamente a la salud. Si el té no está suelto en la tetera no sé infundirá correctamente. 
  • En sexto lugar uno debe llevar la tetera al cazo donde el agua hierve, y no al revés. El agua debe estar hirviendo en el momento en que se vierte sobre el té, lo que significa que se debe mantener al fuego mientras se echa. Algunas personas consideran que sólo se debe utilizar agua que haya sido recién hervida, pero nunca he notado diferencia alguna. 
  • En séptimo lugar, después de echar el agua hay que remover el té, o mejor, dar a la tetera una buena sacudida, permitiendo que las hojas se asienten. 
  • En octavo lugar se debe beber de una taza grande de desayuno, del tipo cilíndrico, no del tipo plano y poco profundo. La taza de desayuno tiene más capacidad, y con las otras siempre se queda el té medio frío antes de comenzar a beberlo. 
  • En noveno lugar se debe retirar la nata de la leche antes de utilizarla para el té. La leche que es muy cremosa siempre le da un gusto enfermizo. 
  • En décimo lugar se debe verter el té en la taza antes que la leche. Este es uno de los puntos más polémicos, de hecho en todas las familias de Gran Bretaña probablemente hay dos escuelas de pensamiento sobre el tema. La escuela que echa primero la leche (que puede tener argumentos contundentes) y la escuela que la echa después. Yo sostengo que mi teoría es irrefutable. Al poner el té primero se puede regular exactamente la cantidad de leche, mientras que si se hace al revés se puede poner demasiada leche y no tendrá arreglo. 
  • Por último, el té, a menos que uno lo esté tomando al estilo ruso, se debe beber sin azúcar. Sé muy bien que soy una minoría. Pero aún así, ¿cómo puede denominarse amante del té de verdad si destruye su sabor poniéndole azúcar? Si le pone azúcar sería igualmente razonable ponerle pimienta o sal. El té es amargo, al igual que la cerveza. Si lo endulza estaría perdiendo el sabor auténtico del té, ya que sólo sabría a azúcar.
Ahora solo queda infusionar de una buena tasa de té mientras disfrutamos de Rebelión en la Granja


31 de octubre de 2014

Gyokuro, Círculo Argentino del Té declarado de interés cultural por el Ministerio de Cultura de la Nación Argentina

Es una alegría inmensa compartir con todos que nuestra escuela, Gyokuro Círculo Argentino del té, ha sido declarada de interés cultural y auspiciada por el Ministerio de Cultura de la Nación.
Muchas gracias a cada uno de ustedes por todo el apoyo y el acompañamiento de estos años!!





Las notas de este Blog están registradas en:

Dirección Nacional del Derecho de Autor nº845076-819756