Avales

Avales

23 de febrero de 2017

Kit de aromas para el té

¿Qué es la memoria olfativa?

La memoria humana funciona por asociación y siendo el olfato uno de nuestros sentidos más poderosos, no es extraño que creemos recuerdos ligados a ciertos aromas. A esta forma de guardar o evocar recuerdos se le llama memoria olfativa y esta se relaciona con el sistema límbico del cerebro, especialmente a la amígdala y el hipocampo, que tienen un rol muy importante en los procesos de la memoria.

Las personas tenemos algo llamado bulbo olfatorio, una estructura encargada de procesar la información enviada por los receptores de olores. A diferencia de otras memorias, la olfativa es más bien emocional.
Un aroma puede evocar situaciones o emociones, así como también generar una sensación positiva. No es coincidencia que tiendas y restaurantes ejerzan tanta influencia en sus clientes a través de los olores.
El bulbo olfatorio recibe esta información y la distribuye a diferentes partes del cerebro, sobre todo al sistema límbico. La amígdala conecta ese aroma con una emoción y el hipocampo relaciona ese olor con un recuerdo en la memoria. Así se forman los lazos que crean la memoria olfativa.
Las personas comenzamos a formar memorias olfativas muy temprano, incluso antes de nacer. Si un olor nos pareció agradable o positivo mientras estábamos en el útero, nos puede servir para calmarnos cuando bebés, razón por la cual los bebés reconocen el olor de su madre con facilidad.



¿Cómo se produce el nexo entre un aroma y un recuerdo?

El funcionamiento de la memoria olfativa es bastante interesante: nuestros receptores de olores, conocidos como epitelios olfatorios, ubicados en el interior de las fosas nasales, captan un estimulo olfativo y envían una señal eléctrica al bulbo olfatorio.
Como podemos ver los aromas forman una parte importante de nuestras vidas, es por ello que en Gyokuro Círculo Argentino del Té trabajamos en los curso de SOMMELIER DE TÉ Y MAESTRO DE TÉ con los kits de aromas que son "frasquitos" que contienen un muestreo condensado de las moléculas responsables de los distintos aromas del té. Su finalidad es entrenar el sistema olfativo del Sommelier y el maestro de té para que luego pueda buscar y detectar esos mismos aromas en los distintos tés

La Doctora Ann C. Noble, profesora de Análisis Sensoriales de la Universidad de Davis, California, fue la creadora de la mundialmente famosa "rueda de aromas" (The Aroma Wheel). Ella explicó también los métodos para preparar prácticamente todos los ejemplos de aromas encontrados en el vino, de los cuales derivó el negocio de los "Kits de Aromas", que potencian dichas fragancias para que el olfato se "entrene", ya que en el vino se encuentran esos mismos aromas pero en menor proporción, el mismo método se aplico para desarrollar los aromas del té.

En las clases de análisis señorial el alumno de GyokuroCírculo Argentino del Té entrena los aromas de los diferentes tés, la escuela contaba hasta ahora con 34 aromas a los que este año se le sumaron 36 aromas más provenientes de la Australian Tea Máster, con quien nuestra escuela tiene vínculos de amistad, sumando así un total de 70 aromas del té. 


La caja de aromas es un instrumento educativo y lúdico, que permite, a través de la diversión y el placer, agudizar la percepción, memorizar los diferentes aromas, identificarlos y recordarlos, para luego reconocerlos en el té, atreves del entrenamiento del olfato. Estos sofisticados aromas han sido diseñados para entrenar la capacidad olfativa y disfrutar aún más de la cata de tés.
Utilizando los aromas, el alumno podrá agudizar la percepción, memorizar aromas, identificarlos, recordarlos y luego reconocerlos cuando cate un té.

Autores:
Dra Analía Yamaguchi, médica clínica
Horacio Bustos Sommelier, director de Gyokuro Círculo Argentino del Té

Análisis Sensorial del Té

El análisis sensorial es una disciplina muy útil para conocer las propiedades organolépticas de los alimentos, así como de productos de la industria farmacéutica, cosméticos, etc, por medio de los sentidos.
La evaluación sensorial es innata en el hombre ya que desde el momento que se prueba algún producto, se hace un juicio acerca de él, si le gusta o disgusta, y describe y reconoce sus características de sabor, olor, textura etc..Para esto, es importante que los sentidos se encuentren bien desarrollados para emitir un resultado objetivo y no subjetivo, pero cualquier persona que se ejercite en el tema puede llevar a cabo una cata. 


El análisis sensorial de los alimentos es un instrumento eficaz para el control de calidad y aceptabilidad de un alimento, ya que cuando ese alimento se quiere comercializar, debe cumplir los requisitos mínimos de higiene, inocuidad y calidad del producto, para que éste sea aceptado por el consumidor, más aún cuando debe ser protegido por un nombre comercial los requisitos son mayores, ya que debe poseer las características que justifican su reputación como producto comercial, y es aquí donde puede entrar en escena el Sommelier, entre otras profesiones.

La herramienta básica o principal para llevar a cabo el análisis sensorial son las personas,
en lugar de utilizar una maquina, el instrumento de medición es el ser humano, ya que el ser humano es un ser sensitivo, sensible, y una maquina no puede dar los resultados que se necesitan para realizar un evaluación efectiva, motivo por el cual hasta ahora es una virtud innata del hombre, para esto es necesario que se den las condiciones adecuadas (tiempo, espacio, entorno) para que éstas no influyan de forma negativa en los resultados, los Sommeliers deben estar bien entrenados, lo que significa que deben de desarrollar cada vez más todos sus sentidos para que los resultados sean objetivos y no subjetivos.
En el caso del té el análisis sensorial es el examen de las propiedades organolépticas del té con los sentidos humanos. Dicho de otro modo, es la evaluación de la apariencia, olor, aroma, textura y sabor del té. Este tipo de análisis comprende un conjunto de técnicas para la medida precisa de las respuestas humanas y minimiza los potenciales efectos de desviación que la identidad de la marca y otras informaciones pueden ejercer sobre el juicio del consumidor. Es decir, intenta aislar las propiedades sensoriales u organolépticas del té y aporta información muy útil para su desarrollo o mejora del té.



En nuestra escuela Gyokuro Círculo Argentino del Té una de las materia de la carrera de Sommelier de Té es análisis sensorial y en el curso de Maestro de Té durante la cursada de análisis sensorial se trabaja con paneles de cata como podes observar en la foto, el docente que dicta la materia es Horacio Bustos quien curso Análisis Sensorial en la Facultad de Farmacia y Bioquímica, de la UBA con la Docente Amalia Calviño, en la Escuela estamos convencidos que un especialista en té no puede estar ajeno a estas evaluaciones organolépticas del té, por eso el análisis sensorial del té ocupa un lugar muy especial en los cursos.




Autores:
Dra Analía Yamaguchi, medica nutricionista
Horacio Bustos Sommelier y director de Gyokuro

Las notas de este Blog están registradas en:

Dirección Nacional del Derecho de Autor nº845076-819756