Avales

Avales

18 de enero de 2010

TE ROJO: LA NOBLEZA DEL PU-ERH.

Al té rojo se lo conoce también con el nombre de Pu-Erh, y se refiere a un condado del mismo nombre ubicado en Yunnan, en el sur China y perteneciente a SiMao y XiShuangBanna. Pu-Erh se incorporó a China en el siglo XIII y se la denomina “la región de la eterna primavera”.
Y es que esta región cuenta con una cadena montañosa, con lluvias constantes y temperatura templada en el que no predominan las heladas, clima en donde el árbol de té rojo llamado Qingmao, se desarrolla en su plenitud sobre todo considerando que el té rojo puede llegar a estacionarse por un período de 60 años.
El Pu-Erh ha contado con una larga historia, ya que era utilizado como moneda por los habitantes en sus intercambios locales y en los tributos a la nobleza dinástica.
El té Pu-Erh es una subclase del té negro y se lo considera en China,el té medicinal por excelencia, y en occidente ya lo han bautizado por sus potentes propiedades con el efectivo título de “Devoragrasas”, para consumir luego de comidas pesadas facilitando la digestión, pero vamos a ver un ver un poco de esta temática.
Entre sus múltiples propiedades se cree aumenta el metabolismo del hígado con lo que se convertiria en una gran alternativa para las resacas, pordria disminuir los niveles de colesterol siempre acompañado de una dieta saludable, reforzaria el sistema inmunitario preservándolo de infecciones, y se cree que tiene un alto poder saciante, lo que disminuye el apetito creando una sensación de saciedad por horas.
La preparación del té rojo consiste en una cucharada de postre de la planta de Pu-Erh y agua a 85° durante 1 minuto o 5 minutos, para obtener la infusión en su punto ideal de preparación, quedando con un rojo intenso, aunque algunos llegan a alcanzar colores muy cafeinados. Es interesante observar la espuma que genera luego del servido, es recomendable no beberlo con ningún agregado para saborear su esencia pero de agregarle algún endulzante preferentemente que sea de origen natural o integral, nada de azúcar ya que aumenta los valores de grasa.
Sus aromas son más bien vegetales, con notas terrosas, firmes, textura envolvente, seco pero armonioso, a este té se lo compara normalmente con algunos vinos en los que un mayor tiempo de guarda le otorga una madurez que solo el Pu-Erh puede expresar. Bon Appetit.

Las notas de este Blog están registradas en:

Dirección Nacional del Derecho de Autor nº845076-819756