Avales

Avales

21 de diciembre de 2010

THUNDERBOLT TEA Y SU LUNA DE PLATA

El sitio no casualmente es denominado un jardín, ya que todo lo que implican cada una de las plantaciones de té de Darjeeling son tan preciadas por su encanto como por los aromas y sabores al obtenerse la codiciada infusión, y precisamente todo lo que rodea a Margaret’s Hope Silver Moon de Thunderbolt Tea se refiere a las historias y leyendas que se han contado alrededor de cada uno de estos soñados parajes.
Todo ocurrió en el comienzo de la década de 1930 en las plantaciones propiedad de la familia Bagdon en Darjeeling, cuya residencia era en Londres y visitaba la plantación con regularidad. Fue en uno de sus viajes que llevando a su hija más pequeña Margaret que la niña se enamoró de la plantación, pero lamentablemente no tuvo oportunidad de regresar ya que en su viaje de vuelta en el buque falleció por lo que su padre llamó al jardín como Esperanza de Margarita (Margaret’s Hope).
Las imágenes de esta región son impactantes por estar rodeada del los nevados picos del Himalaya, los arbustos de estas plantaciones crecen lentamente debido al clima frío de la zona, con lo que la producción es limitada y su valor comercial es muy alto, es en este contexto que transcurre la historia de Benoy Thapa y toda su familia trabajando en las plantaciones de té, que con el acontecer de los años le permitió participar en la construcción y edificación de la empresa Thunderbolt Tea (Rayo de té) con unas de las mejores plantaciones de la región de Darjeeling, y en este caso con el té Second Flush Margaret’s Hope Silver Moon.
Una de las mejores recolecciones del té de Darjeeling se da a finales de mayo y junio que es la segunda como en el caso de este maravilloso Silver Moon, y de las tres infusiones, la segunda es la que mantiene las mejores concentraciones tanto en la parte aromática como en la gustativa. Las hojas son grandes, poseen el formato similar a la luna con colores que van desde el marrón, dorada y otras más finas de plata (de allí su nombre).
El color que presenta este té es de un ocre brillante, con aromas a moscatel típicos de Darjeeling, se expresan tenues notas de pasas de uva, mango, algo de nuez y en boca muy frutado, una equilibrada acidez y un ligerísimo sabor salado tan sorprendentemente combinado con lo dulce que algunos tés negros de esta increíble región suelen expresar.
Lo cierto es que en este contexto, beber un licor con las características y cualidades de este té de Darjeeling nos transporta irremediablemente a abrir nuestros inquietos sentidos para poder percibir el encanto de la diversidad de culturas que han sembrado días y noches de sueños cada uno de estos jardines paradisíacos. Bon Appetit.

13 de diciembre de 2010

TURQUIA: UN TE PARA ALBERGAR ESPIRITUS


Turquía  es un país soberano transcontinental ubicado en Asia y Europa que se extiende por toda la península de Anatolia y Tracia en la zona de los Balcanes. Limita al noreste con Georgia, al este con Armenia, Irán y Azerbaiyán, al norte con las aguas territoriales rusas en el mar Negro, al noroeste con Bulgaria, al oeste con las islas griegas del mar Egeo, al sur con las aguas grecochipriotas y turcochipriotas del mar Mediterráneo y con Siria, y al sureste con el Estado Islámico y el Kurdistán. La separación entre Anatolia y Tracia está formada por el mar de Mármara y los estrechos de Turquía (el Bósforo y los Dardanelos), que sirven para delimitar la frontera entre Asia y Europa, por lo que se considera a Turquía como transcontinental.
Debido a su posición estratégica, ubicándose entre Europa y Asia así como entre tres mares, Turquía ha sido una encrucijada histórica entre las culturas y civilizaciones orientales y occidentales. Su territorio ha sido el hogar de varias grandes civilizaciones y el lugar en el que muchas batallas entre las mismas tuvieron lugar a lo largo de la historia. Hoy no centraremos en la historia del té en Turquia Comparando con los miles de años de té de la historia, té turco es relativamente joven. Algunas fuentes mencionan que los turcos comercializarán y consumirán el té aproximadamente a partir de 400 a.C. pero cierto es que el té sólo se hizo conocido en Turquía desde la década de 1900 en adelante.

El té Turco se denomina çay, y se puede considerar una forma de té negro, se produce principalmente al este de la costa del Mar Negro, en el que el clima húmedo debido a las grandes precipitaciones proporcionan un ambiente muy adecuado para un suelo fértil. El primer intento de cultivar té en suelo turco tuvo lugar en Bursa entre 1888 y 1892, no fue un éxito ya que esta parte del país es ecológicamente inadecuadas para el cultivo de té. En 1924, el parlamento aprobó una ley sobre el cultivo de té en el este de la región del Mar Negro (Rize, Giresun).

El té turco se prepara en una especie de teteras apiladas llamadas çaydanlık especialmente diseñadas para la preparación de este té. El agua es llevada a ebullición en la vasija inferior y alguna parte del agua se emplea para llenar la tetera superior que contiene varias cucharillas de té. Se produce de esta forma un té de sabor muy fuerte. Cuando es servido, el agua sobrante se emplea para diluir el té de cada taza si lo desea el consumidor, de esta forma se puede elegir entre té fuerte koyu (oscuro) o ligero açık.  Este té se bebe en pequeñas tazas especiales y gusta de servirse muy caliente, se suele verter algo de azúcar de remolacha.  Si queres saber más sobre el té de Turquía y catar un rico té turco preparado en las tradicional tetera çaydanlık  y saborearlo en las mágicas  tazas podes consultar por la carrera de Sommelier de Té en Gyokuro Círculo Argentino del Té 


8 de diciembre de 2010

TEA CHOICE: MENTA, MANZANILLA Y DOS JOYAS VERDES

Muchas veces hemos hablado de la existencia de tés puros, blends e infusiones, con todo lo que implica ello, las incorporaciones de ingredientes que se le realizan al té, a los cuales se los denomina blends, y también los que no provienen de la planta de la Camellia sinensis y a las cuales se las conoce como infusiones, algo de estas últimas veremos hoy, junto a unos exquisitos tés que presenta la pirámide de Tea Choice Organics.
Esta empresa de té orgánicos nació allá por 1989 y en el año 2000 se convirtió en la primera en Estados Unidos en conseguir el certificado Fair Trade Certified de tés orgánicos y que con una presentación piramidal despliega un formato muy particular similar a una pirámide que comercializa en muchos países del mundo.
Para esta ocasión presentaremos una infusión de menta y regaliz, otra de manzanilla, hibisco y cítricos, un blend de té verde chino con jazmín y un clásico té verde perla de jade.
El Sweet Liquorice Mint es una infusión de menta y regaliz, que tiene un aspecto visual muy brillante, de color dorado, con aromas profundos y refrescantes de la menta acompañadas por ligerísimas notas dulces del regaliz, una entrada en boca suave y aterciopelada que recorre todo su ámbito, un muy refrescante final de boca, persistente con delicada armonía y de gran carácter.
El Chamomile Citrus es otra de las infusiones que se compone de manzanilla, hibisco, naranja y limón, su color se presenta de un amarillo pálido, con reflejos verdosos, predominan los aromas florales, notas dulces de la manzanilla egipcia combinadas principalmente con el cítrico de la naranja, en boca esta combinación resulta muy equilibrada entre el dulzor y la acidez y se percibe un leve amargor en el final de boca, predominando allí al punzante limón.
El tercero es un blend de té verde y flores de jazmín conocido como Jasmine Green, recolectados orgánicamente el cual se presenta con un aspecto cobrizo brillante, muy floral con notables aromas del jazmín, y como el clásico té verde chino, se expresa francamente, herbáceo, con acidez equilibrada y un sabor ligeramente dulce, suave y agradable.
Y el último y más delicado de los cuatro, es el té verde conocido como Jade Green, que es una combinación de té verde de las colinas de la India y de las selvas de China, lo que le da una característica muy distinguida, presentando un aspecto amarillo dorado, con tonos verdosos, aroma a moscatel, muy frutado, delicadamente floral, muy refrescante, con una textura aterciopelada y un ligero ahumado al final de boca, como podemos ver, Tea Choice Organics presenta cuatro opciones de diferentes clases de infusiones y que incorporan nuevas sensaciones al complejo y exótico universo de los placeres del té. Bon Appetit.

28 de noviembre de 2010

TE TAJ MAHAL: DE PERLAS Y MARAVILLAS.

Como siempre sucede, al té se lo asocia a historias, leyendas, cuentos y hechos que han embellecido los nombres con los que se lo ha denominado para cada ocasión, y sucede así con la famosa construcción arquitectónica de la India llamada Taj Mahal, la cual ha permitido que su nombre trascienda en numerosas marcas, y en esta ocasión sin dudas, será el blend de té Taj Mahal al que se lo podrá identificar plenamente con tan imponente belleza.
La historia del Taj Mahal se remonta a mediados del siglo XVII, con la construcción en la ciudad de Agra, en la India, de una monumental obra de arquitectura fantásticamente diseñada. Este estilo arquitectónico combina arte indio, persa, turco y sobre todo referencias de características islámicas. El nombre del Taj Mahal, finalmente terminado en el año 1654 tiene diversos significados: por un lado se lo conoce como “La Joya del Palacio”, también como “La Primera Dama del Palacio” y se le ha nombrado a su vez como “La Perla y la Corona del Palacio”, lo cierto es que se lo llamó de ese modo en honor a la esposa preferida del emperador, llamada Mumtaz Mahal, que falleció al dar a luz su catorce hijo.
Este blend que la empresa Tea Shop lleva a España, posee unas pequeñas hebras de color negro con trozos de pétalos de rosa, muy suaves al tacto, quebradizas y muy aromáticas y está compuesto de té negro indio con naranja, canela y los pétalos de rosa, su aspecto visual nos presenta un color caoba muy intenso y brillante, con aromas cítricos de la naranja abrazados por la fragancia de los pétalos de rosa, y en boca se expresa la intensidad del té negro indio y la canela acentuando el carácter frutal y exótico de otra de las perlas del mundo de la Camellia sinensis, que como el Taj Mahal avanzará entre umbrales de preciosos placeres hasta finalmente convertirse en la octava maravilla del mundo. Bon Appetit.

16 de noviembre de 2010

GIDDAPAHAR MUSK: UN TE EN EL JARDIN DE DARJEELING

Al hablar de Darjeeling y sus tan increíbles tés, es necesario tener en cuenta que son más de 800 el número de plantaciones que tan usualmente se las conoce en la India como jardines, y al describirlas y disponer los magníficos productos con peculiares características de cada uno de ellos como es el caso del Giddapahar Musk Second Flush, se cae en cuenta de porque a está región se la considera la Champagne de los tés.
Los jardines de Giddapahar se encuentran a unos 1480 mts de altitud en la región de Kurseong o Kharsang que significa “la tierra de la orquídea blanca”, esta altitud le favorece los rayos solares y también la protección de vastas neblinas lo cual le permite un crecimiento lento y saludable a las hojas y sobre todo a la segunda cosecha que se produce en la primavera.
Precisamente esta región no padece de climas muy extremos, es una región con características templadas, y su nombre responde al desarrollo de las orquídeas blancas que florecen luego de las abundantes lluvias de estación, acompañando su bello crecimiento en las verdes laderas junto a las hojas del Giddapahar Musk.
Es en este contexto que transcurre la historia de Benoy Thapa y toda su familia trabajando en las plantaciones de té, que con el acontecer de los años le permitió participar en la construcción y edificación de la empresa Thunderbolt Tea (Rayo de té) con unas de las mejores plantaciones de la región de Darjeeling.
En estas tierras se han obtenido a su vez certificaciones por ser considerados productos bio-orgánicos y su calidad responde a la tipicidad de sus características de calificación. Este Giddapahar Musk Second Flush, cuyo significado es la segunda cosecha y consta del brote y primeras dos hojas de altísima calidad SFTGFOP1 que significa Special Finest Tippy Golden Flowery Orange Pekoe First Grade Leaves (Hojas de primer grado).
El aspecto visual de este té negro es de un ambar cobrizo muy brillante con aromas florales intensificados de almizcle, sumado al tradicional moscatel característico de las plantaciones de Darjeeling, ciertas notas dulces y algunas reminiscencias de almendras también aportan complejidad aromática a este té, la sensación en boca es también muy compleja ya que a las características florales y al sabor tan agradable del moscatel, se le suman sabores similares al corazón del alcaucil, tan finos y delicados que se expresan untuosamente, sin astringencias ni asperezas, destacándose una armonía y equilibrio muy acorde con las bellezas y placeres que los espirituales jardines de Darjeeling suelen presentar al mágico y tan valorado mundo del té. Bon Appetit.

30 de octubre de 2010

TE ARYA DIAMOND: EL RAYO DE DARJEELING

Cuando uno escribe sobre Darjeeling no puede dejar de imaginar esas exóticas plantaciones en las que se desarrolla y crece el famoso arbusto milenario del té, más aún siendo un sitio mágico de tantas historias y leyendas que lo contextualizan. Precisamente con el té Arya Diamond Second Flush se podrán percibir muchos de los agradables sentidos que esos maravillosos parajes del Estado de Arya nos puede brindar.
Se habla de una leyenda de unos monjes budistas que a mediados del siglo XVIII construyen un monasterio en una pendiente ladera de las colinas de Darjeeling, (justamente en Arya), y en donde trasladaron sus enseñanzas a la población de dicha región: al monasterio lo llamaron Darjeeling y fue un sitio de referencia y convocatoria del budismo entre los habitantes de la cercana población de Sikkim. Estas plantaciones se encuentran a un promedio de 1.500 metros de altitud, con una diversidad de varietales de excelente calidad entre los tés negro, blanco, azul y verde.
Es necesario señalar que el nombre de la ciudad más importante del mundo del té se llama Darjeeling y deviene de una combinación de vocablos tibetanos en el cual Dorje significa rayo y ling, lugar, con lo que se traduce “La tierra del rayo”. Es en este contexto que transcurre la historia de Benoy Thapa y toda su familia trabajando en las plantaciones de té, que con el acontecer de los años le permitió participar en la construcción y edificación de la empresa Thunderbolt Tea (Rayo de té) con unas de las mejores plantaciones de la región de Arya en Darjeeling.
En estas tierras se han obtenido a su vez certificaciones por ser considerados productos bio-orgánicos y su calidad responde a la tipicidad de sus características de calificación. Este Arya Diamond Second Flush consta del brote y primeras dos hojas de altísima calidad SFTGFOP1 que significa Special Finest Tippy Golden Flowery Orange Pekoe First Grade Leaves (Hojas de primer grado).
Se puede comprobar que sus hebras tienen una suave textura, algo quebradiza, de color marrón oscuro con tonalidades verdosas y con unos delicados giros en el cual no se visualizan ramas. Me parece importante aclarar que de las tres infusiones que se le realizan a estos tés la segunda fue la más concentrada y compleja de todas, en donde se expresaron la mayor cantidad de descriptores.
En este sentido, el aspecto visual de este té es de un tono cobreado brillante con reflejos dorados, el cual presenta aromas a moscatel tradicionales del té de Darjeeling, muy suave y floral, con notas de rosas y algo de carácter cítrico, pero reposado sobre impactantes sabores dulces y delicados a durazno muy suave, aromático, y cautivante, con características muy propias de la región, en la cual “El rayo de té” brilla con sus luces y con su personalidad tan distinguida sobre la multiplicidad de esferas concentradas de placer que habitan en cada uno de nuestros sentidos. Bon Appetit.

19 de octubre de 2010

MASALA CHAI: EL TE DE LA INDIA

Siempre que se habla de té, una de las palabras más emparentadas a ello es la que lleva el nombre de la bebida obtenida del arbusto de Camelia sinensis, y que en muchas partes del mundo se la conoce como “cha”, pero en esta ocasión vamos a referirnos a uno de los tés más famosos del mundo, y al que se lo bautizó en la India como Masala Chai.
El vocablo Chai procede de la palabra china cha, y es así llamado en la India, y por otra parte Masala o Massala, tiene su origen en los pueblos originarios de la india y que significa mezcla de especies. Y tenemos que señalar que justamente el Masala Chai es un té proveniente del sur de la India, y que está compuesto por té negro, leche, y especias como la pimienta, el cardamomo, el jengibre, la canela y el clavo de olor.
Los tés negros más utilizados para el Masala Chai tienen que tener una importante estructura ya que tiene que ser fuerte para sostener a la pimienta, el jengibre y el clavo, por lo que se lo suele preparar con un té negro de la región de Assam o de Sri Lanka, y no por ejemplo con un té negro de Darjeeling que es más delicado.
En la India a este té se lo considera como un tonificante de todo el sistema nervioso, y también se lo tiene en cuenta en la prevención de gripes. Al jengibre se lo considera un revitalizante, el cardamomo posee muchos beneficios digestivos, el clavo de olor es un gran antiséptico y la canela reduce los niveles de colesterol y los triglicéridos. A todas estas especias se las considera como calientes.
Su preparación ha tenido muchas variables, pero la más usual ha sido utilizando dos cucharaditas de té negro en una taza de agua y leche llevando a ebullición y luego reduciendo el calor y cocinando a fuego lento, agregando el azúcar y las especias.
El aspecto visual del Masala Chai es de un delicado marrón claro, con una complejidad de aromas en los que las especias se expresan elegantemente, tanto las más picantes, como las más frescas y dulces. En boca todas estas sensaciones se envuelven en sabores mantecosos y melosos, con especiados y más intensos en los que se destaca el té negro.
No es nada casual que este té sea el más consumido en la India y que su difusión haya causado tanta influencia en occidente: su exquisitez y su untuosa consistencia lo han avalado firmemente. Bon Appetit.

27 de septiembre de 2010

KEEMUN: UN TE Y LA MONTAÑA DEL LEON

Dos significados dan magnificencia a este té chino; por un lado la montaña, con sus imponentes y elevadas alturas y sus tan majestuosas formas y por otro lado la prestancia e impetuosidad que expresa la figura del león con el despliegue de su larga cabellera y su tan distinguida postura; entre estas dos luminarias se define a un famoso té chino negro al que se lo bautizó “La montaña del león”.
Este té también llamado Qimen en mandarín, (idioma chino), es un famoso té del condado del mismo nombre en la provincia de Anhui, y como señalábamos más arriba significa “La montaña del león”. Es una región muy montañosa con algunos bosques, y en donde se pueden visualizar amplios jardines de té.
Su historia se desarrolla a partir de 1875, fecha en que se estima que fue introducido, y su origen surge, según cuentan algunas de las historias, con una confusión en la que el ejército imperial chino atravesaba la provincia de Anhui, en sitios donde se procesaba en grandes cantidades de té verde. La fábrica se encontraba en pleno desarrollo de trabajo cuando un oficial imperial echó a todos los trabajadores de la misma, al otro día, a su regreso se encontraron que el té verde que procesaban se había convertido en té negro ya que no pudo ser tostado para detener el proceso de oxidación. El maestro encargado de la fábrica probó el nuevo té y le pareció excelente, con lo que se continuó produciendo al té negro hasta la actualidad, de hecho en esta provincia solo se producía té verde.
Las hojas del Keemun son oscuras y se presentan con un formato retorcido, y un enrollado que se aplica a los altos grados Mao Feng de calidad superior, se las colocan en sartenes en hornos de ladrillos y luego en bandejas para finalizar su enrollado a mano, denominando a esta costosa operación de enroscar una y otra vez con la mano; “achingar” o hacer “ching”. Se lo produce normalmente con poca exposición a los rayos del sol, lo que provocará que el contenido de clorofila aumente y resulte finalmente muy similar al Gyokuro, que es el té verde japonés.
Este té presenta un color cobrizo brillante, posee aromas frutales, intensos como los que caracterizan a los tés negros, del mismo modo que algunas notas de pino, y algunas estelas florales, en boca se van a expresar sabores dulces y frutados, muy aterciopelados y muy equilibrado durante su recorrido por el paladar, destacándose alguna reminiscencia horneada hacia el final de boca.
Es muy cierto que el té negro Keemun es uno de los más destacados y famosos en China, pero también en la escena mundial su nombre se ha instalado favorablemente a pesar de su corta y nada milenaria historia, pero a lo largo de los años ha construido a su alrededor una estructura simbólica que lo respalda convirtiendo a “La Montaña del León” no solo en una imagen imponente y de perpleja impresión, sino también en un placer para todos nuestros sentidos. Bon Appetit

16 de septiembre de 2010

IMPERIAL DRAGONWELL: LA FILOSOFIA DE UN TE.

Cuando hay que tejer historias sobre un té y es necesario contextualizarlo de algún modo, en muchos casos su enriquecimiento será dado desde las antiguas leyendas; China está cargada de ellas, y el Imperial Dragonwell que es reconocido como uno de los mejores té verdes chinos y uno de los más exquisitos del mundo, será ideal tenerlo en cuenta junto a este aporte histórico.
Este té está atravesado por una gran diversidad de leyendas en las que se cuenta que el emperador Qianlong probó una taza de esta infusión que cosechaban jóvenes vírgenes con tijeras y cestos de oro, pero recibió la noticia de que su madre estaba enferma, y partió raudamente llevando hojas en su manga, al llegar, la madre advirtió su maravilloso aroma y al beber la infusión recuperó la salud inmediatamente; de allí en más se aplanaron sus hojas, imitando la forma de su manga.
La otra leyenda más fabulosa aún, pero aportada por monjes taoístas, es que el pueblo de Hangzhou se vio atravesado por una ola de sequías con su correspondiente caída de sus cosechas, lo que determinó que su población padeciera numerosas hambrunas, el ruego de los sacerdotes taoístas para que no se desabastecieran los manantiales de agua hizo despertar al dragón que habitaba el pozo, lo que produjo la aparición de grandes lluvias que fueron agradecidas y bendecidas por la población llamando a su cueva “pozo del dragón” o “lung ching”.
Este té verde se cultiva en la provincia de Zhejiang a 800 metros sobre el nivel del mar, es una zona montañosa con clima templado y precipitaciones abundantes anualmente. Se cosecha solo una vez al año, producido a mano y elaborado con la yema y la primera hoja que le otorga la categoría “Lung ching grado 1”, luego se le da un cocción al vapor y un paso de sartén, como la mayoría de los tés verdes chinos, para detener el proceso de oxidación, posteriormente, en algunas ocasiones, a la hebra se le da la forma de un dragón.
Se infusiona durante unos dos minutos con una temperatura de 80º C, obteniéndose un té de aspecto brillante con colores amarillos y tonalidades verdes esmeraldas, aromas vegetales y florales muy frescos y perfumados, y sabores con notas dulces y muy suaves que le otorgan una gran untuosidad.
Sabemos que en la cultura China, y en el taoísmo en especial, la influencia del yin y el yang siempre está presente en sus diversas formas y que se concentra en las energías, la complementariedad y los opuestos de la mujer y el hombre, y que están simbolizados por el Tigre y el Dragón respectivamente; evidentemente en el maravilloso té Imperial Dragonwell, esa integración, equilibrio y armonía que destaca la filosofía china, van a ser alcanzadas en su máxima expresión. Bon Appetit.

3 de septiembre de 2010

Como preparar un Blend de Jazmín y té verde

Que maravilloso que resulta el mundo de las infusiones, y en este caso particular el de la Camelia sinensis; y es que siempre abre diferentes abanicos de sensaciones, desde sus características de aromas y sabores que lo componen, hasta sus orígenes que expresan una gran diversidad de culturas y tradiciones milenarias, y este es el caso de un té que hizo y hace historia y que no es nada difícil recordarlo; se lo conoce internacionalmente como Jazmín Chino y vamos a ver sus características peculiares.
Con Jazmin Chino se puede preparar un  blend  compuesto por el té verde Chun Mee que tiene su origen en China desde hace muchísimos años, y proviene de la provincia de Jiangxi; su nombre tiene dos significados, por un lado significa “cejas preciosas” y por el otro “cejas de hombre viejo”, por lo que inferimos que las cejas de los hombres viejos tienen un bello formato al igual que las hebras de este té verde: sabiamente arqueadas y con maduras y elegantes tonalidades verdes y grises. El otro componente esencial es el jazmín y su historia en China de 700 años.
Sabemos que las propiedades del té verde son numerosas, siendo una de las infusiones más beneficiosas, no solo por sus cualidades antioxidantes, sino también por su alta concentración de polifenoles que poseen algunas condiciones antibacterianas, e incluso previniendo afecciones cardíacas y hepáticas. Este té posee numerosos minerales que ayudan a todos estos procesos, como son el manganeso, hierro, calcio, cromo, sodio, fósforo, fluor, entre otros, justamente en ese sentido, el manganeso y el fluor cumplen un rol importante por su actividad antibacteriana sobre las caries dentales.

Es importante señalar que para preparar un buen Blend la materia prima tiene que ser de buena calidad, proviene de Oriente, y su confección ser  artesanal, lo que le anticipa un minucioso cuidado en su elaboración, y la personalización de cada detalle que usted le pueda poner.
El aspecto visual del blend Jazmín Chino es de un amarillo pálido con tonalidades doradas, aromas tenuemente especiados y florales, y sabores ligeramente dulces y suaves de la fragancia del jazmín y delicados y elegantes del aporte del Chun Mee.
Se reflejan en este blend, no solo las virtudes de sus aromas y sabores con sus idiosincrasias y características orientales, sino también las influyentes historias que contextualizan una vez más de sensualidad a todo este maravilloso mundo del té. Bon Appetit.


29 de agosto de 2010

GENMAICHA: TE CON ARROZ Y SAMURAI

La historia del té Genmaicha atraviesa numerosas leyendas y consideraciones que recorren todo el camino histórico de una época del Japón y la cultura oriental y también expresado en los aspectos más cotidianos del siglo XX, momentos en los que el té verde se alzó hacia su actual apogeo y difusión en todos los países productores y consumidores de té en el mundo.
El Genmaicha es un blend de té verde japonés que tiene su origen cruzado de leyendas e historias y entre las que se destaca una y que cuenta que en el siglo XV en Japón, en un refugio en el que se reunían guerreros samurai, se servía el clásico té verde, cuando uno de los sirvientes del grupo, llamado Genmai servía el té; en el momento de servirle a uno de los jefes, se cayeron unos granos de arroz de su manga (que guardaba para su diario refrigerio) en el cuenco, con lo que inmediatamente, furioso, el jefe samurai se levantó, tomó su katana (espada japonesa), y decapitó a su siervo. Luego sin inmutarse, se sentó nuevamente en la mesa a tomar su té, pero al beberlo, percibió que su sabor había cambiado positivamente con lo que ordenó servir de ese modo al té y llamarlo Genmai-cha (té), en honor a su sirviente.
Del mismo modo, otras historias y leyendas han recorrido el origen de este famoso té, ya que debido a que el té verde hace mucho tiempo era consumido por una elite social, y por su alto costo, las amas de casa extendieron el producto añadiendo granos tostados de arroz a las hojas de té para poder consumirlo masivamente. Y en este sentido, su nombre provendría de Gen (oscuro), mai (arroz) y cha (té). En una época se utilizaba el té verde de cosecha tardía bancha junto al arroz tostado, pero actualmente se lo prepara con el té sencha que es de mayor calidad. Las propiedades que posee el Genmaicha son muchas, entre las que se cuenta que estimula todo el sistema inmunitario, aumenta el metabolismo, absorbe grasas, previene el desarrollo de arrugas, combatiendo todo el proceso de envejecimiento, es también muy beneficioso para la piel y el sistema dental, es un gran digestivo, por lo que se lo recomienda beber posteriormente al almuerzo y cena, y cuenta entre sus componentes vitamina B1 y baja cantidad de teína, por lo que se puede consumir antes de dormir.
El aspecto visual del Genmaicha es de colores verdes brillantes del té verde sencha, con algunas tonalidades tenuemente acarameladas, aromas tostados y dulces del arroz, combinados y equilibrados por las notas vegetales del sencha, presentando en boca una textura aterciopelada que nos invita a recorrer cada una de las románticas historias y leyendas del maravilloso mundo oriental. Bon Appetit.

5 de agosto de 2010

Blend de té negro, cedrón mango y durazno

Cuando pienso en este blend  el primer pensamiento que nos llega hace referencia a algo de carácter religioso, la construcción de hermandades o también a la formación de asociaciones espirituales, en muchos otros casos, cofradía se remite a grupos de amigos que se reúnen para compartir algún proyecto en común. Pero en esta ocasión, se va a tratar de la existencia de un té en armonía con bellos colores, aromas y sabores de deliciosas frutas, el que nos va a indicar que estamos en presencia de un blend especial.
A este exótico blend lo componen desde el té negro que es su base, el cedrón, hasta frutas como mango, papaya, y durazno, junto a plantas aromáticas como el hibiscus. Las propiedades con que cuenta son innumerables, ya que sabemos que el té negro posee gran cantidad de polifenoles, siendo esta una sustancia con un gran poder antioxidante, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares y combatiendo el envejecimiento, posee un gran efecto diurético, eliminando los excesos de líquidos del organismo, por su gran concentración de taninos, posee beneficios en su efecto astringente, lo que beneficia para casos de diarrea o trastornos digestivos.
Por otro lado, el hibisco que es una de las plantas más famosas del Africa Tropical, y se encuentra en este té, también posee numerosas propiedades como la de ser un gran digestivo, diurético, estimulante estomacal, antiespasmódico y propiedades emolientes que cuidan e hidratan la piel. Según algunas investigaciones del The Journal of Nutrition, una taza diaria del té de hibisco, reduce la presión arterial.
Las propiedades del mango son abundantes, con un alto contenido de vitamina C, pero sobre todo con una gran cantidad de vitamina A, lo que la constituye en muy antioxidante neutralizando los radicales libres, mejorando la degradación de las células. También disminuye el colesterol y la hipertensión, también mejora la visión y la audición.
Y la papaya posee una gran cantidad de beneficios desde agilizar la cicatrización de úlceras gástricas, eliminando parásitos intestinales, tiene un alto contenido de vitamina C, con lo que refuerza la inmunidad, facilita la digestión y calma dolores e inflamaciones en el estómago, ya que posee una encima llamada papaína que favorece todo el proceso digestivo, al desdoblar las proteínas.

Este blend tiene un aspecto visual con color naranja muy intenso, casi acaramelado, con aromas en los que predominan las frutas como el mango y el durazno, y en boca se perciben las intensas notas del té negro, el ahumado del cedrón conviviendo con la astringencia del hibisco y suavizados por el dulzor de la papaya que lo hace muy aterciopelado hacia el final de boca.
Como vemos, tenemos cofradías que están conformadas equilibradamente por aromáticas presencias frutales, de virtuosos sabores y que se convierten en melódicas sinfonías de sensaciones muy agradables para compartir en memorables y espirituales espacios de encuentros. Bon Appetit.

4 de agosto de 2010

ASSAM: EL MAS POPULAR DE LOS TES.

Cuando recorremos el mapa del té en la India, es necesario saber que hay una importante región de la que proviene el té más popular del mundo y también uno de los más cultivados y célebres entre los países productores, y esto queda demostrado al ser uno de los tés más utilizados y solicitados a la hora de convertirlos en exquisitos blend.
La región de Assam se encuentra en el Himalaya oriental, junto al valle del río Brahmaputra, limitando con Bangladesh y Myanmar. Tanto en Assam, como en el sur de China, son las regiones en que la planta Camelia sinensis se la puede considerar nativa.
Pero es necesario destacar que mientras el arbusto de China se llama Camelia sinensis, el de Assam se lo conoce como Camelia sinensis variedad assámica. La diferencia estriba en el tamaño, ya que el arbusto assámico puede llegar a alturas de 20 metros, mientras la china llegará a los 12 metros de altura, por otra parte, la hoja de la variedad assámica rondará los 20 cm de largo, a diferencia de 12 cm de la hoja de la Camelia china.
El cultivo del té negro de Assam se realiza al nivel del mar, a diferencia de Darjeeling o Nilgiri que se cultivan a elevadas altitudes, esta región posee altas precipitaciones anuales, el suelo es arcilloso y muy rico en nutrientes, con un clima de amplitudes térmicas de inviernos fríos y veranos muy calurosos, lo que la convierte en una región de excelencia para la producción de té. La cosecha de este té se realiza dos veces al año, siendo la segunda, -llamada Tippy Golden Assam-, la que obtiene los mejores resultados en cuanto a su calidad. Entre las propiedades del té negro Assam, se encuentra su alto nivel de antioxidantes, un elevado contenido de teína que alivia la fatiga y las cefaleas, y su conocida característica de ser un gran diurético.
El aspecto visual de este té es de color caoba, con reflejos dorados, aromas a malta, combinando notas dulces y especiadas, y sabor algo astringente muy persistente y equilibrado. En la actualidad, la región de Assam llega a producir el 50% de todo el té de la India, y alrededor del 15% de todo el té del mundo. No es para nada casual su fama, ya que es el té más utilizado en la mayoría de los blends más conocidos mundialmente, y en especial se lo suele consumir para las primeras horas del día cuando se disfruta de un particular y sano desayuno. Bon Appetit.

23 de julio de 2010

UN BLEND CON TÉ DE CEYLÓN

Escribir sobre la pasión incorpora de algún modo, la relación de una persona con el mundo, y ello se puede observar al detenernos en los sentidos, ya que es a través de cada uno de ellos, sea la vista, el olfato, el gusto, el tacto, el oído, e incluso la espiritualidad, que se desatan todas las pasiones. Sabemos que la pasión es un sentimiento o una emoción de carácter muy intenso, y muchas veces el disfrutar de delicados aromas y sabores resulta ser realmente apasionante; precisamente este es el caso de un exótico blend  compuesto de té negro Ceylón, té negro chino ahumado, té verde, pétalos de girasol, naranja, vainilla, maracuyá y ruibarbo del Tíbet. Las propiedades de este complejo blend son muy numerosas ya que tiene té verde que es una de las infusiones más beneficiosas, no solo por sus cualidades antioxidantes, sino también porque posee algunas propiedades antibacterianas, incluso previniendo afecciones cardíacas y hepáticas.
Entre otras de las grandes propiedades que posee este té, se destacan los polifenoles del té negro, con su gran poder antioxidante, que reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, con su gran efecto diurético, eliminando los líquidos del organismo, y su gran concentración de taninos, muy beneficioso para los casos de diarrea o trastornos digestivos.
A la fruta maracuyá se la conoce como fruta de la pasión, y proviene de la región amazónica peruana y brasilera, tiene gran cantidad de propiedades en donde se destaca principalmente como sedante, y calmante de dolores musculares y cefaleas. Y finalmente a la planta de ruibarbo, los monjes la cultivaban como planta medicinal por sus amplias propiedades digestivas, muy estimulante de las funciones estomacales, hepáticas, y hasta utilizada en algunos aperitivos.
El aspecto visual de este blend es acaramelado con bordes dorados intensos, desprendiendo aromas cítricos de la naranja suavizados por la intensidad del té negro, notas de vainillas y un soplo de ahumado y sabores agridulces del maracuyá que recorren la boca junto con la frescura del ruibarbo y la presencia del té verde y el té negro con exacta proporción, propio de una sensual combinación. Indudablemente las pasiones convierten el espíritu de este té, no solo en lo que puede ser un pensamiento compartido, una mirada sugestiva o un suspiro al oído, sino también como una precisa caricia a cada uno de nuestros ansiosos sentidos. Bon Appetit.


5 de julio de 2010

TE GYOKURO: LA PERLA DE ROCIO

Muchas veces hemos escrito sobre delicados tés que crecen en paradisíacos rincones de ensueño, rodeados de una vegetación asombrosa de colores y aromas, y es cierto que muchas veces influye todo ello en su producto final, pero esta vez hablaremos no solo de ello, sino también del nombre de un té, ya que tan solo conocerlo como “Perla de Rocío”, va a indicarnos que estamos hablando del Gyokuro.
Al Gyokuro se lo ha llamado “Perla de Rocío” o “Rocío de Jade” por su significado, debido a su color verde pálido, y apoyado también en sus distinguidas cualidades. Es un té verde procedente de arbustos especiales como el Asahi, Yamakai y Okymidori, y se lo ha llamado siempre como sencha, aunque no tiene el mismo proceso de cultivo, ya que al Gyokuro se diferencia en su permanencia bajo la sombra, ya que se lo mantiene en esa condición casi un mes, cubriéndoselo con toldos lo que hace que por esa falta de luz se desarrolle mucho la clorofila en sus hojas y pocos taninos, subiendo los niveles de teína y bajando el de las catequinas, obteniéndose una infusión mucho más dulce y más suave, en el caso del sencha solo se lo cubre una semana y luego queda bajo los rayos del sol. El sitio más privilegiado para conseguir el Gyokuro es en Uji, y también en Fukuoka, donde se produce el 50 % de este tipo de té del Japón.
Al té “Perla de Rocío” se lo debe servir siempre tibio, nunca a temperaturas muy altas, lo recomendable es entre 50° C a 60 ° C, a diferencia del sencha que se sirve unos 10 ° C más elevado, ya que es en esos valores térmicos que se llegan a apreciar todos los aspectos y cualidades sensitivas. Es importante destacar que es necesario calentar previamente las tazas con agua caliente, para que se mantenga la temperatura del té, y su tiempo de 45 segundos a un minuto sin mezclar la infusión.
El aspecto visual del Gyokuro es de un color verde claro y algo pálido, sus aromas son herbáceos, pero con notas algo frutales, y en boca se presentan sublimes sabores dulces combinados con una suavidad vegetal, un equilibrio y una armonía tal, que lo hacen representar verdaderamente a una bella y suntuosa “Perla de Rocío”. Bon Appetit.

18 de junio de 2010

MATCHA Y LA CEREMONIA DE UN TE.

Para escribir del té matcha, es necesario intentar introducirnos en todo lo que implica la experiencia práctica de la ceremonia japonesa del té, y para ello vamos a describir parte de su origen, evolución, y su preparación básica para una ceremonia tan prestigiosa como la señalada anteriormente.
El té matcha es un té verde que proviene de China, de la dinastía Song (960-1279), y que fue introducido al Japón en el siglo XII por medio de monjes del budismo Zen, fue a raíz de este hecho que se instaló definitivamente en Japón y paralelamente fue desapareciendo de China.
La región más reconocida por sus condiciones climáticas, por su gran amplitud térmica entre el día y la noche, y por ser una de las principales regiones productoras se llama Uji Mist, y es donde se reconoce el origen de los mejores tés, tanto sea el matcha, como el shincha, sencha o el gyokuro.
Tenemos que señalar que el matcha es un té en polvo que proviene, al igual que el té negro, de la Camelia Sinensis, pero en este caso (como todos los tés verdes), no tiene proceso de oxidación. Hay diversos modos de elaboración, uno de los más usuales es que en el momento que surgen los primeros brotes, es necesario protegerlos de los rayos del sol, retrasando su crecimiento, de este modo se obtienen menos taninos en las hojas y mayor cantidad de clorofila, resultando en sabores más dulces y frutados.
El proceso continua con la cosecha de las hojas de modo manual, las que luego serán sometidas al vapor, secado y aplanado, se obtendrá de allí un producto que se llama tencha, (siendo en esencia un gyokuro), luego se va a romper la hoja en múltiples partes y será agregada a un jarrón de porcelana que se llama tsubo, para dejarla madurar. En el paso siguiente se lo va a moler con una muela de piedra hasta convertirlo en el conocido matcha, tenemos que señalar que todo este proceso de elaboración está contextualizado simbológicamente por el paso siguiente que es el chanoyu, nombre dado a la ceremonia del té japonesa.
Para la preparación durante el chanoyu, al agua se la calienta entre 70° y 80°, se lo puede preparar como un té más ligero con hojas jóvenes de plantas de 5 a 20 años de edad, al que se lo llama “usucha” con una cucharadita de matcha y 80 ml de agua caliente, o un té más espeso llamado “koicha” en el que se colocan 3 cucharaditas de matcha en un bol de agua caliente, pero en este caso con hojas jóvenes de plantas que van desde los 20 años mínimo, hasta los 70 años de edad, lo que le confiere una mayor calidad.
En ambos casos se utiliza un batidor de bambú llamado chasén para remover el polvo del matcha obteniendo un caldo color verde intenso, muy espumoso, que recubre la superficie superior del cuenco, con sabores más intensos y dulces en el koicha, y algo más amargos, herbáceos y mucho más ligeros en el usucha, y se lo suele servir usualmente junto a un dulce que se lo denomina wagashi. Bon Appetit.

11 de junio de 2010

RUSSIAN CARAVAN: LA CARAVANA DEL TE.

Sabemos que hoy en día, mucha gente va en busca de explorar nuevos sabores, con más complejidades y con características más exóticas, y el té no es una excepción, ya que se han elaborado y producido muchas mezclas de diferentes hebras (blend), con la finalidad de conseguir la infusión ideal, y en este caso Russian Caravan reunirá muchas de esas condiciones que presentaremos a continuación.
En realidad este té no es de Rusia, su nombre se debe a la historia que se cuenta de los largos viajes comerciales de comienzos del siglo XVIII, en los que caravanas de camellos recorrían la frontera entre Europa y China para trasladar la producción de té, y que justamente atravesaba Rusia, de otro modo tardaba muchos meses por vía marítima hasta llegar a Europa, pero con la apertura del canal de Suez, las distancias se acortaron y el té fue mejorando su calidad y juntamente sus aromas y sabores, pero según la hipótesis sostenida y defendida por los rusos, al transitar su territorio seco y frío de Siberia, el producto absorbía esas condiciones climáticas y mejoraba ampliamente su sabor fuertemente ahumado, determinado por el encendido a diario de fogatas.
Este blend “Caravana de Rusia”, está compuesto con té Oolong, (también conocido como té Azul), un té negro como el Keemun, y por otro té negro muy distintivo llamado Lapsang Souchong que es un té negro originario de la provincia de Fujian, cuyo significado es “variedad de humo”.
Entre las propiedades de estos tés, vemos que el Oolong posee una gran cantidad de taninos, menos que el té negro, pero más que el té verde, contiene muchos minerales, y está también considerado entre los “quemagrasas”, (al igual que el té rojo), posee muchas vitaminas, reduce los niveles de colesterol, muchos beneficios para la hipertensión arterial, con un consumo regular de tres tazas de té diaria, y estudios científicos que se han realizado en los últimos años señalan que aumenta los niveles hormonales de adiponectina, de algún modo, reduciendo los niveles de aterosclerosis, en su fase inicial. Por su parte el té negro posee gran cantidad de polifenoles, siendo esta una sustancia con un gran poder antioxidante, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares y combatiendo el envejecimiento, posee un gran efecto diurético, eliminando los excesos de líquidos del organismo, por su gran concentración de taninos, posee beneficios en su efecto astringente, lo que beneficia para casos de diarrea o trastornos digestivos, como la gastritis, tiene cualidades estimulantes, ya que contiene sustancias activas que estimulan el sistema nervioso central, fácilmente reemplazando al café de la mañana, y, entre otras tantas características, el té negro, no aporta calorías, y posee grandes efectos de saciedad.
Russian Caravan presenta un color anaranjado intenso, con aromas ahumados característicos del Lapsang, y con algunas notas frutales y a pino, su sabor es algo dulzón, frutal, pero bastante seco, es un blend muy equilibrado y acompañados de maridajes de jamón y carnes ahumadas y quesos que cuenten con una buena presencia e intensidad en la boca. A disfrutar al Caravan y Bon Appetit.

Las notas de este Blog están registradas en:

Dirección Nacional del Derecho de Autor nº845076-819756